El hockey es un deporte de contacto, un deporte duro con un gran desgaste físico. En la NHL se permiten las peleas (en el resto del mundo no pero bueno, tienen otras normas ellos), y la pelea se para cuando uno de los dos cae al suelo, o si están mucho tiempo enganchados sin calentarse. El caso es que a veces alguno se cega por las ganas de pegar otro, ya no porque le haya hecho una entrada muy dura, sino por rencores del pasado o porque es simplemente estúpido. En esos momentos se pierde el espíritu de deporte para ser lo siguiente:

Al final ya se enganchan por enganchar… lamentable.

    2 comentarios

  1. Javier 26 octubre 2011 a las 17:16 Responder

    Las peleas forman parte del show… lo de deporte debe ser otra cosa.

    • petaqui 26 octubre 2011 a las 18:40 Responder

      Hombre, yo he practicado el hockey, y aquí lo de pegarse es imposible. Si haces amago ya a la calle.
      Yo el hockey lo veo un deporte sencillamente genial, pero apartando este asunto de las peleas.
      Un saludo y gracias por pasarte!! Voy a agregar tu blog a GReader que es interesante ;)

Dejar un comentario

Dejar una respuesta a Cancelar respuesta