Buenos días:

Este post va a ser una mezcla de risa (jaja), crítica y no se…lo que salga.

Me pone de muy mala leche los caminos que está siguiendo parte de la sociedad…y acoto…con respecto a regalos y celebraciones. Hoy en día los críos ya no hacen la comunión por lo que de verdad representa (la inmensa mayoría) sino por obtener sus preciados regalos. Es todo una farsa, una excusa para que los familiares y amigos suelten la billetera comprando un regalo, cuanto más caro mejor. A ver, (hablo de la comunión porque es lo que me he puesto a pensar ahora que son fechas de) ¿cómo puede ser así la gente? Hay veces que se hace inconscientemente lo de los regalos, es decir, no piensas (como padre/madre) la de regalos que le van a caer a tu hijo pero en realidad lo deseas aunque sea casi sin darte cuenta. Y el hijo ilusionado porque en ese día le van a llover billetitos por todos los lados, una play, una bici, un patinete…etc etc; cuando si de verdad cree y va a hacer la comunión es por recibir un sacramento, y si debería estar ilusionado es por recibir ese sacramento, y dejarnos de gilipolleces y de regalos que solo son mierdas que pretenden romper lo que de verdad debe significar todo esto. Lo mismo digo para el matrimonio, pero bueno, ahí quieras que no siempre se regalan cosas más útiles que si la pareja se va a vivir a una casa, son cosas que necesitará muchas veces como una tele, vajilla, minicadena…etc. Por ejemplo contra estos regalos no tengo tanta crítica, pero enserio, lo de las comuniones me enciende! jaja

En fin, lo dejo aquí y no releo para modificar nada que quiero mostrar el énfasis puesto y la mala leche jajaja.

Un saludo

    10 comentarios

  1. Addax 2 mayo 2010 a las 12:44 Responder

    Jajajjaaj ¡buena onda! :biggrin_wp:
    Los críos andan queriendo regalos porque los padres ─primeros responsables─ no enseñan a valorar primero, y a valorar lo que se tiene, después.
    Quizás uno de los inconvenientes de esta sociedad (la occidental) sea que, fuera del marketing y la publicidad ─a donde hay couchs “a rolete”─ los padres no han aprendido a enseñar ni siendo niños, ni jóvenes ni ahora padres.
    Muchas materias agregaría en los colegios secundarios y en las primarias, a saber :biggrin_wp: :
    – En la primaria: Lógica. ¡Sí, lógica!
    – En la secundaria (¡todos los años!): Comprensión de texto; Psicología de las emociones e Inteligencia emocional y psicología aplicada; Ser hijos; Ser padres; Pedagogía; Comunicación No Violenta; Sexualidad (en Arg. algunos colegios lo tienen someramente) y Religión (¡todas y cada una de ellas!).

    Con eso nomás, tienes a un humano preparado para modificar realidades circundantes. Y todavía no hablamos de Historia, Física, Biología, Matemáticas, etc.

    ¡Un saludín! :razz_wp: :razz_wp:

  2. Espineli 2 mayo 2010 a las 18:08 Responder

    Muy cierto, si no fuese por los regalos… que comparado con el dineral que le sale a los padres es una ofensa :rolleyes_wp:

    PD: Por cierto hay una cosa que se llama “párrafos” :mrgreen_wp:

    Saludetes!

  3. s_luis 2 mayo 2010 a las 21:06 Responder

    Yo creo que los regalos son un cebo más que un aliciente.

  4. zadock 2 mayo 2010 a las 23:40 Responder

    Yo si hubiese tenido más conocimiento en su momento no hubiese hecho la comunión…ni por los regalos xD Pero si es cierto que los niños la hacen por lo regalos también…asi anda el mundo!!

  5. barbaria 3 mayo 2010 a las 1:03 Responder

    Pues mi hijo, que tiene seis años dice que no quiere hacer la comunión, lo dijo en serio que eso de comerse la carne de Cristo no está hecho para él.
    Y nosotros, sus papás, cristianos viejos como quién diría, le hemos dicho que haga lo que quiera. Que se entere bien de lo que es y que confiamos en su criterio.
    Los abuelos, tíos y demás intentan convencerlo con eso de la fiesta y los regalitos, pero se vé que es un tío íntegro…cuando llegue el momento te diré si sucumbe a la avaricia.

    • petaqui 3 mayo 2010 a las 9:03 Responder

      jaja que curioso…pues pocas veces pasa eso, y me parece bien su postura si de verdad decide no hacer la comunión porque no cree.
      Él elige lo que quiere y decide si cree o no.

  6. Andrés 3 mayo 2010 a las 17:32 Responder

    Pues yo hice la comunión por obligación, por hacer lo que hacían todos los niños a mi edad, lo de los regalos ni lo sabía hasta que llegó el momento. En realidad, ni me enteré de lo que estaba haciendo ni nada, me recuerdo en aquella época muy ignorante.

    Pienso que uno no tiene conciencia para saber lo que quiere cuando es pequeño, eso de entrada es algo para criticar, la religión debería estar prohibida para los niños hasta los 18, como el porno.

    Cada uno que se apañe luego. Bueno, y sin desviarme del tema de tu post, por supuesto que es algo que sólo favorece a la gente que vive de las ventas de regalos, que aquí la forma de celebrar las cosas es regalando, festejando y no yendo a currar.

    • Resnick's City 8 mayo 2010 a las 7:20 Responder

      Estoy muy de acuerdo contigo con respecto a lo de la prohibición de la religión hasta los 18 años. Yo también hice la comunión por obligación y sin saber en que coño me estaba metiendo.

  7. Rosterulx 5 mayo 2010 a las 2:37 Responder

    Jjajaja que cosas!!

    Sabes que mas es gracioso?
    el nuevo retrete conmigo de escritor…
    date una vuelta amigo petaqui!!!

    estoy de vuelta cuenta con mi spam en tu blog :P

  8. Resnick's City 8 mayo 2010 a las 7:23 Responder

    Sí pues, ya ves, lamentablemente la moral cada día pierde más su valor =S ¿Quién sabe hasta dónde llegará la actitud de idiota del ser humano?

Dejar un comentario